Los Romaníes de Ucrania denuncian a la policía tras los ataques de la extrema derecha

Jonathan Lee
06/28/2018

Lviv, Budapest 26 de junio de 2018: El European Roma Rights Centre (ERRC) y el Centro Nacional Romaní llevarán a la Policía Nacional ucraniana ante los tribunales en nombre de los romaníes que fueron atacados por bandas de hombres enmascarados en Lviv el 23 de junio y el 10 de mayo.

Las dos organizaciones están preparando casos para presentar ante los tribunales en Lviv y en Kiev, para denunciar la negligencia de la Policía Nacional respecto a los derechos humanos relativos a la protección de los romaníes frente a la violencia racista. Los casos alegarán incumplimientos respecto a la Convención Europea de Derechos Humanos, tratados internacionales de derechos humanos  así como otra  legislación nacional.

El ataque más reciente, perpetrado la noche del sábado 23 de junio, resultó en la muerte por apuñalamiento de un joven romaní de 24 años de edad, así como de numerosos heridos, incluyendo un niño de 10 años. Este fue el último de los pogromos dentro de una serie de violencia de extrema derecha contra los romaníes ucranianos en los meses recientes. Éstos han sido atacados al menos cinco veces por milicias de extrema derecha en Kiev, Ternopil, y Lviv y en todos los casos la inacción de la policía Nacional ha sido evidente frente a estos actos de violencia étnica.

El ERRC ha notado una creciente complicidad entre la Policía Nacional y las milicias de extrema derecha que llevan a cabo estos pogromos. Además, se ha descubierto que las autoridades locales han estado colaborando con personas y grupos de extrema derecha, como en el caso del acuerdo entre la Administración del Distrito de Holosiyiv y el grupo de extrema derecha C14 que atacó a los romaníes en Lysa Hora en Kiev.

La Policía Nacional no sólo está siendo negligente a la hora de proteger a los romaníes de ataques étnicos, en muchos casos los están aprobando tácitamente. De hecho, la policía ha sido grabada en vídeo, permaneciendo como meros espectadores mientras las milicias destrozaban un campamento romaní en Kiev. La policía se ha mostrado también absolutamente ineficaz tanto en la investigación como en la persecución de los responsables en todos y cada uno de los ataques recientes  a los romaníes.

Tras el ataque del 22 de Mayo en Ternopil, una mujer romaní confesó a un activista del ERRC: “Yo no confío en la policía. Al día siguiente [del ataque] pude ver a un policía bebiendo café con uno de los atacantes a nuestro campamento.  Uno de los atacantes nos amenazó con venir a por nosotros aunque nos escondiésemos bajo la tierra si nos atrevíamos a denunciar.”

El ERRC ha recibido informes de policías visitando a los romaníes en Kiev y amenazándoles con más violencia por parte de los grupos de extrema derecha si no abandonaban la ciudad. En Lviv estamos trabajando con el Centro Nacional Romaní para ayudar a garantizar la seguridad de los romaníes en la región.

Lo más chocante aquí es la inacción de la Policía Nacional. Toda Europa debe fijarse en Ucrania, ver lo que está pasando y demandar justicia. Ignorar estos ataques es hacerse cómplice. El fiscal Kviatkivski Yurij Viktorvich tiene que intervenir y procesarlos explícitamente como crímenes de odio”  declaraba Dorde Jovanovic, presidente del ERRC.

La Policía Nacional ha mostrado que o no puede o no quiere garantizar la seguridad de los ciudadanos ucranianos de etnia romaní. La única opción que les queda es denunciar a la policía ante los tribunales. Se trata de asegurar el estado derecho en Ucrania. Los romaníes van a buscar justicia por los ataques sufridos y por la negligencia de quienes tienen la responsabilidad de garantizar su protección, y nosotros vamos a ayudarles a que lo consigan.

 

Para más información, o para realizar entrevistas, contactar a:

Jonathan Lee
Communications Coordinator
European Roma Rights Centre
jonathan.lee@errc.org
+36 30 500 2118

Menú de cierre